lunes, 19 de noviembre de 2007

Mis mini vacaciones en Gijón

Algunas ya sabéis que me quedaban cuatro días de vacaciones y aproveché para irme a Gijón a "descansar". Fueron mi hermana y mi cuñado a buscarme al aeropuerto y desde allí a ver las obras que están haciendo en la finca. Este verano los niños se lo van a pasar genial, y los mayores no digamos.


En el verano ya había quedado con Carolina Otero (Tejidos Otero, en C/ Ramón y Cajal nº 40) para que me enseñara a bordar con un método de revés perfecto ideal para labores cuyo revés queda a la vista. Me había fascinado el resultado cuando lo ví en la tienda. Aquí os enseño una de las labores por el derecho y por el revés para que lo podáis apreciar.


¿A que está perfecto?. Fuí dos tardes, pero tendré que volver este verano porque cuando me quiera ponerme yo sola, seguro que no sé seguir. Dice la profe que es más dificil aprender cuando ya se sabe hacer punto de cruz que cuando no tienes ni idea, y es verdad porque yo voy a mi manera y entonces tardo más.



Carolina hace unos trabajos estupendos. Las siguientes fotos son de su escaparate de Navidad. Una amiga mía estaba buscando un nacimiento para bordar en punto de cruz y mira por donde ella tenía uno. Si algún día me animo, yo también lo bordaré.






Así que mis cuatro días los pasé con mis hermanos y sobrinos y yendo a clase. También aproveché para ver a mis amigos de la pandilla y a mis amigas de la infancia. Con ellas fuimos a comer y, como siempre, lo pasamos genial.
De izda a dcha: yo, Mane, Ana, Gema, y detrás de mí Emma que nos regaló unos detalles de ámbar y concha de tortuga preciosos.

A Mane ya la he liado para que comience un Permin del que está prendada.
Muchos besos a todas y que lo podamos repetir muchos años. Faltaron Yolanda que estaba enferma y Mª José (China) que no pudo venir.

4 comentarios:

Nivaira dijo...

La verdad es que con esta técnica, casi no se diferencia el derecho del reve´s...qué pasada!!!

Ana María dijo...

Efectivamente; pero necesito practicar mucho. Se va haciendo media puntada respetando el punto de cobertura, y la aguja sólo puede ir de arriba a abajo o de abajo a arriba. Cuando ya llegas a un punto donde no puedes avanzar más, regresas completando la cruz. Esto supone una ventaja añadida al revés, y es que no necesitas el gráfico porque sólo tienes que cubrir la puntada.
Gracias por visitarme.
Ana María

Loly dijo...

jo que bien que haces el reves¡¡ esta perfecto¡¡¡

Ana dijo...

Te ha quedado perfecto ese revés. Ya veo que te ha cundido tu visita a Gijón.
Por cierto, esa tienda tiene una pinta estupenda, de Gijón conozco poco pero igual me doy una vuelta por alli cuando esté de vacaciones.