lunes, 10 de diciembre de 2007

Kedada de Logroño, 24 de Noviembre de 2007


Algunas de las que me leéis, ya sabéis algo de la kedada de Logroño; para las demás os cuento: habían quedado las chicas del norte (Bilbao, Santander y Logroño) en Logroño para conocerse y pasar un día juntas. Entre broma y broma, Pilar y yo nos animamos también a ir desde Madrid.


Cuando llegamos ya estaban todas esperándonos y, como los Reyes Magos, habían venido cargadas de regalos.

Nos besamos, nos presentamos, y empezamos a hablar, hablar.....Luego empezamos a abrir paquetes. ¿Quién se puede resistir a no abrir un montón de bolsas que son para tí?. Me quedé perpleja. ¡Qué cosas tan bonitas¡ ¡Qué bonito detalle tuvo cada una de ellas¡. Juzgad vosotras mismas:

Una gallinita de patchwork (gracias Chelo) , una funda para un pequeño cojín, una funda para los kleenex, un pequeño almohadón en blackwork (gracias Mariló), una pinza, un enhebrador, descosedor, cinta métrica en cm. y en pulgadas, un dedal (gracias Esther) una tela preciosa, hilo whisper, una bolsita en hardanguer con bolitas de espuma para el baño, una cadenita para las tijeras (gracias Teresa) y un pequeño ratoncito-alfiletero (gracias Sylvie).


A continuación nos lanzamos a las calles a ver tiendas (y a comprar por supuesto). Yo compré unos bieses preciosos, unas tijeras para mí y otras para mi hija y alguna que otra cosa.

Ya era la hora de comer. Chelo había reservado en un restaurante de la calle Laurel y como había sido su cumpleaños y el de Esther era dentro de poco, compraron una tarta de mousse de limón con frambuesas y champán. Comimos estupendamente, les cantaron el cumpleaños feliz y...lo pasamos genial.


Creo que se nos nota lo bien que estábamos ¿verdad?.

Salimos del restaurante y fuimos a casa de Chelo a tomar café con unos deliciosos pasteles de zanahoria hechos por ella que estaban buenísimos. Nos enseñamos trucos, labores: el chatelaine de Esther precioso; la tela es muy muy bonita y los hilos nada que ver con los que yo he usado hasta ahora. Teresa nos llevó el Bliss. Con las ganas que tengo de empezarlo y poder tenerlo en la mano... ha sido una delicia.
Finalmente, a las 8 de la tarde nos despedimos con la alegría de haber conocido gente estupenda, y la promesa de repetir el encuentro.

2 comentarios:

Alarttex dijo...

Me encantan estos encuentros Ana Maria, quizás un día pueda disfrutarlos!!
Besos
Maria del Valle

Ana dijo...

Viendo las fotos se ve lo bien que lo habeis pasado. Realmente se disfruta mucho en este tipo de kedadas.